Los sirgueros de la Virgen sin original pecado

Francisco Bramón ; Edición de Trinidad Barrera.

Cuando Francisco Bramón publica la novela pastoril Los Sirgueros de la Virgen sin original pecado (México, 1620) ya la Nueva España contaba con otro precedente ilustre en el género: Siglo de Oro en las selvas de Erífile (1608) de Bernardo de Balbuena. Ahora bien, la intencionalidad de una y otra obra es muy diferente, ya que no sería desacertado si dijéramos que la novela de Bramón es la única novela pastoril divinizada de las letras novohispanas; al menos no se conoce ninguna otra hasta la fecha. En el caso de Bramón los pastores que recorren los "jardines mexicanos" son devotos defensores de la "inmaculada concepción" de María y sobre esa temática, de total actualidad en aquellos años, gira toda la novela, que transcurre en los días previos a la celebración de la festividad inmaculista. Esta es la primera vez que se publica la novela íntegra.

Ficha técnicaAutor/es
Colección: Biblioteca Indiana, 37
Año: 2013
Páginas: 252 p.
Formato: 23 cm.
Encuadernación: Rústica
ISBN: 978-84-8489-780-4
Precio: €24,00


Materias

Literatura en español
Novela, cuento, narraciones
Historia y crítica de la literatura
Siglo XVII
México

citando Wikipedia: "Francisco Bramón (n. en México en fecha desconocida y f. de muerte en 1664) fue un conciliario de la Real y Pontificia Universidad de México, presbítero, predicador y confesor mexicano. Además de bachiller graduado en artes, teología y cánones y prefecto de la congregación de la Anunciata, perteneciente al Colegio de la Compañía de Jesús. Escribió una obra importante dentro del Barroco Hispanoamericano, llamada "Los sirgueros de la Virgen sin original pecado".

Editor/es
Trinidad Barrera es catedrática de Literatura Hispanoamericana en la Universidad de Sevilla. Ha sido presidenta de la Asociación Española de Estudios Literarios Hispanoamericanos. Especialista en literatura colonial, es autora de sendas ediciones de Naufragios y Brevísima relación de la destrucción de las Indias, así como del libro, Asedios a la literatura colonial (2008).